12/8/2014

Si Gary levantara la cabeza...


Hoy finalmente hemos podido decir aquello por lo que llevábamos meses mordiéndonos la lengua. Que no habrá edición española (ni francesa, ni alemana, ni japonesa, ...) de Dungeons&Dragons 5ª edición. Por lo menos, 'de momento'. Y perdonadme por hacer esta pausa dramática, pero vuelvo al tema enseguida.

Ya desde el año pasado, cuando después de renovar el contrato con ellos empezaron a darnos largas respecto a 5ª edición, algo empezó a oler a podrido en la mazmorra. Extraños 'off the record' en reuniones europeas de licenciatarios, comentarios dejados caer sobre que lo prioritario era 'sacar la 5ª edición en condiciones' y luego ya si eso hablaríamos de las licencias (que va a ser que no), casi confirmaciones de la jugada a principios de este año, incluso ruegos de que nos mantuviéramos calladitos hasta que sacaran un comunicado oficial, para que ellos no quedaran como el malo de la película. Y mientras la afición, todos vosotros, preguntando lógicamente cuándo y cómo íbamos a sacar 5ª Edición, y nosotros (y los licenciatarios alemanes, y los franceses, ...) silbando y mirando para otro lado.

Evidentemente, WotC puede hacer lo que quiera con sus licencias (sí, incluso eso que estáis pensando), y su estrategia de márketing es algo para mí tan insondable que renuncio siquiera a plantearme si esta soplapollez obedece realmente a una estrategia, o si simplemente se les ha ido la pinza.

Pero vayamos al meollo de la cuestión: ¿por qué se licencia a otros idiomas un juego de rol, generalmente desde el inglés? Pues muy sencillo, porque hay un enorme universo de gente que ni lee el inglés (ni bien ni mal), ni tiene puñetero interés alguno en aprenderlo. Por ello la presunta estrategia de sacarlo sólo en inglés para vender más cae por su base. Se lo comprarán en inglés quienes lo dominen lo suficiente (como ahora), y quienes no lo hagan no se lo comprarán, porque a nadie le gusta gastarse un mazo de dinero en algo que no puede usar más que como adorno de estantería. Esta verdad tan simple la llevo repitiendo años cuando se me pregunta por la versión española de este u otro juego. Señores: la realidad es muy tozuda, y el informe EPI (English Proficiency Index) deja muy claro dónde está España en cuanto al dominio del inglés se refiere (casi en el pelotón de los torpes, para ser más exactos puesto 23 mundial; datos aquí: http://www.ef.com.es/epi/). ¿Y de verdad creen que la gente se va a comprar 5ª Edición en inglés? Fat chance!

Pero no desesperemos, a lo mejor en un año o dos, después de ver la que han liado en los países de habla no inglesa, y que sus ventas en inglés han aumentado... entre poco y nada, se dignan cogernos el teléfono y otorgarnos generosamente la posibilidad de verter a las lenguas vernáculas (latín = esclavas) el Evangelio según WotC. A lo mejor, ¡inshalláh! Y a lo mejor los vernáculos no están por la labor de comprarlo porque haya otros juegos que han ocupado el hueco, o porque los nativos se sientan inclinados, no a llevar a cabo boicots, que es palabra fea (y además es un tiro que suele salir por la culata, y si no al boicot al cava catalán me remito, que tuvo como primeras consecuencias la quiebra de varias empresas de fuera de Catalunya que proveían a los fabricantes de cava catalanes, y después el recentraje de las ventas de cava, que ahora van en su mayor parte a Exportación, con pingües beneficios para los boicoteados; áteme Usted esa mosca por el rabo, don José María); no, me refiero al muy norteamericano método de votar con la cartera, que quiere decir comprar aquello que te gusta, y pasar de largo de aquello que no te gusta.

En fin, Quim Dorca ha sido políticamente correcto y ha dicho lo que tenía que decir, desde el dolor de quien lleva 14 años publicando D&D (a las duras y a las maduras) y ahora se le niega la posibilidad de seguirlo haciendo hasta que una conjunción astral afortunada (¡ay no, que esto es de La llamada de Cthulhu!) o un cese fulminante del responsable de márketing de Wizards (no lo descarto) reconduzcan la situación. Con el corazón partío, porque muchos de nosotros nos contagiamos de este extraño virus del rol con D&D, esperamos que eso suceda, y entonces hablaremos de nuevo de este asunto.