27 mar. 2012

Diario de un traductor: las tierras Ásperas

Bueno, amigos y amigas, he pasado por fin el Ecuador de la traducción, y tengo que decir que me está gustando mucho lo que traduzco. El volumen de relatos es muy ameno, resultará muy jugable, y si bien el autor es un tal Gareth Ryder-Hanrahan (jolines con el nombrecito) y no Francesco, no se nota porque Gareth demuestra haberse empapado, tanto de las reglas, como del espíritu con que Francesco creó el juego.


No puedo largar gran cosa, porque en Cubicle no se mostraron precisamente complacidos cuando solté antes que ellos algunas cosas de la caja básica, pero no es ningún secreto que son siete aventuras discretas, que sin embargo pueden trabarse para conformar una campaña, y que transcurren básicamente en los valles medios del Anduin (con excursiones al paso Alto, y a otros lugares de interés turístico). Hay malo maloso (que no es ni el Nigromante ni ningún adversario de fuste: sería demasiado para los tiernos aventureros que todavía son los PJs, pero que sin embargo da caña), y ocasión de enlazar con personajes históricos y/o conocidos de los libros. Muy bien escrito todo, y con un aire a que empiezan a moverse engranajes que desembocarán en lo que todos sabemos.


A este ritmo y con la Semana Santa encima (que me deja más horas libres para traducir), creo que podré acabar la traducción para justo después, y me pondré a maquetarlo ipso-facto, que no os quiero dejar mucho sin vuestra dosis de Tierra Media, no fuérais a pillar el mono.


Más noticias en unos días.


En el frente DyDero seguimos sin novedad, sin noticias, y sin recibir un puñetero libro desde el mes de julio del año pasado. La verdad, no sé qué deciros porque soy el primer extrañado de que los yanquis no digan ni mu. En fin, wait and see.